template cudf

¿Por qué somos responsables de tener frío?

La emisión de gases tales como vapor de agua, dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), clorofluorcarbonos (CFC) y ozono (O3), tienen un efecto que guarda el calor en el aire que se encuentra más próximo a la tierra.

Estos gases, en teniendo presencia en la atmósfera en concentraciones bajas, permiten que la vida en la tierra se desarrolle favorablemente, sin embargo, con el aumento de la concentración de estos gases obligan al clima terrestre a tener variaciones en las temperaturas.

El efecto que genera el aumento de los gases antes mencionados se conoce como efecto invernadero.

Ahora bien, para efectos de esclarecer un poco el tema, expondremos qué es un invernadero.

Un invernadero es una construcción utilizada para el cultivo de plantas dentro de un ambiente controlado que pretende simular el clima de origen de la o las especies que pretende desarrollar, esta construcción impide el paso de la lluvia y por su recubrimiento, generalmente plástico, en algunas de sus partes guarda el calor natural.

Pues bien, precisamente eso es lo que sucede con en nuestro planeta con estos gases, a mayor concentración de los mismos, mayor calor es el que se guarda y mayor es el efecto cambiante en el clima que ha sido óptimo para el desarrollo de vida.

Ha habido ocasiones en las que los científicos llaman a este fenómeno cambio climático y no calentamiento global, podemos decir que el cambio climático es el efecto del calentamiento global, ¿la causa?, el incremento en la generación de gases de efecto invernadero.

Entonces, ¿qué es lo que llamamos cambio climático?

El cambio climático es, como ya se dijo, el efecto que produce el calentamiento global sobre el clima de la tierra, donde el aumento de temperatura hace que el viento y las corrientes oceánicas tengan cambios en su comportamiento y se lleven el exceso de calor hacia unas partes de la Tierra mientras que otras quedan expuestas al frío.

Digamos que si la Tierra no tuviese atmósfera la temperatura sería 60° Fahrenheit más fría, lo que equivale a unos 15.5° Celsius o centígrados menos de los que ahora tenemos.

Pues ahora visualicemos que el invernadero que cubría toda la Tierra, es “llevada” por el viento hasta la mitad, todo el calor que guarda nuestro invernadero se concentra sólo en la mitad de la Tierra mientras que la otra mitad está expuesta al decremento de la temperatura en esos 15.5 °C.

Efectivamente, eso es lo que nos está sucediendo, por eso podemos ver en los noticieros que mientras en Australia los murciélagos mueren porque el exceso de calor “fríe” sus cerebros; en Estados Unidos los Cocodrilos tienen que recurrir al estado de brumación para sobrevivir al frío.

Si se preguntan ¿a qué viene todo esto?, pues el tema ha surgido debido a que nuestro clima está en picada, después de que 2016 se reportara como el año más caluroso, hoy en día vemos cómo los termómetros caen a números rojos, el Desierto del Sahara se cubre de nieve después de 37 años.

Es preocupante ver este comportamiento climatológico porque no hemos hecho mucho para disminuir la producción de gases de efecto invernadero, porque el aumento de calor terminará por derretir los glaciares y llevarnos a inmensas inundaciones que, ya vimos a mediados del año pasado en México, no somos capaces de enfrentar.

Porque debemos entender que no sólo estamos dejando un mundo devastado por la violencia, como lo mencionaba en un artículo anterior, también estamos acabando con la naturaleza que es quien nos ha proporcionado todo para desarrollarnos como especie y permitirnos convivir con más de ellas.

Hemos visto la preocupación de los científicos por la extinción de animales como las abejas que, si bien son insectos pequeños, en ellas aplica el dicho popular que reza “pequeñas acciones generan grandes cambios”, pues son parte fundamental para el desarrollo de la vida en nuestro planeta.

Bien, no quiero ser redundante. El objetivo de este artículo sólo ha sido exponer la importancia de tomar en serio el Calentamiento Global y el Cambio Climático, no porque estemos muertos de frío en este momento en gran parte de México, sino porque realmente, estamos afectando nuestra propia casa, nuestro sustento y sobre todo la vida, nuestra y de nuestros seres queridos.

Así que es importante tomar en cuenta recomendaciones tales como consumir una dieta saludable; disminuir el uso de materiales no biodegradables; utilizar más el transporte público, la bicicleta o caminar; separar la basura sería un gran paso.

Si procuramos que nuestras casas estén en óptimas condiciones, ¿por qué no hacer lo mismo con nuestro planeta?

 

(http://www.eluniversal.com.mx/mundo/ola-de-calor-frie-cerebros-murcielagos-en-australia-mueren-cientos).

(http://expansion.mx/tendencias/2018/01/10/asi-sobreviven-estos-cocodrilos-a-las-bajas-temperaturas-que-congelan-las-aguas).

Acceso seminarios

Accede al Sistema de Titulación en Línea: http://e.cudf.edu.mx

Contacto

Para enviar más detalles, utiliza el formulario de contacto.